Durante mi visita a la CTBA (Burdeos, Francia)