No subestimes la capacidad para esconderse y refugiarse de las chinches de cama. Cualquier sitio fuera de nuestra vista es bueno para ellas, y no cabe duda que tienen éxito!