Previo a este proceso las termitas dejan de comer adquiriendo un color blanco. Para poder desechar la exuvia necesitarán la ayuda de las obreras.